Segundo día de Competencia.

Standard

Todos listos! llegó el día.

Nos levantamos, nos bañamos, y salimos a Marshall de nuevo.

Llegamos como a las 8:20, ya había dos o tres equipos en Eaton y también estaban preparándose para hacer la inspección técnica o ir directamente a la pista.

Ahí fue que me dí cuenta de que no todos los equipos la estaban pasando bien. Un equipo de alguna manera tenía que hacer funcionar la bobina de su motor que se había fundido, otro equipo no lograba que su sistema de arranque respondiera al piloto, y otros estaban encontrando soluciones endógenas para poder cumplir la norma de la inspección técnica. Definitivamente no es una competencia fácil, inclusive los equipos que ya han participado tienen problemas en la inspección técnica.

Una vez revisado todo, se acercaron los muchachos de Ryerson University, quienes nos regalaron un aislante de titanio para nuestro tubo de escape, nos dijeron que el aislante que habíamos traido desde Caracas podría no gustarle a los jueces, así que nos dieron un poco del suyo que es el que todos los equipos usaban “por si acaso”. ( MIL GRACIAS RYERSON U! )

Ahora sí, probamos el motor de nuevo y los 3 kill switches, todo en orden.

Probamos las luces, todo en orden.

Estamos listos, vamos a la inspección técnica.

PERO ANTES,

DSC08357

Una foto.

Llegaron los jueces, nos dieron la bienvenida, hablaron con el profesor Torrealba para que les diera la ficha técnica y asi poder comenzar.

DSC08358

No sé si nos delata la foto, pero obviamente estábamos muy nerviosos. Una cosa si es cierta, el Cunaguaro se ve hermoso.

DSC08359

Mucha gente me crítico por como me vestí para esta prueba, pero todo tenía una razón y aquí están:

La chemise: Esa es la chemise de la agrupación, la que me acompaño a mí y a los demás en cada potazo, bajo el sol, bajo la lluvia, en el taller y probando el carro. Es un poco pesada, pero se ganó su lugar.

El short: Ese short es mi short de la suerte, me acompaño por años cuando jugaba basquet y fui campeón dos veces usándolo. Es feo, no combina, está viejo, E INCLUSIVE, tiene gotas de fibra de vidrio que le cayeron el día que laminamos la carrocería del Cunaguaro, pero sigue siendo el short de la suerte.

Quizá fue un capricho y parecía un mototaxista, pero OK, de ser piloto de nuevo tendré que utilizar un spandex de ciclísta. (Es lo más aerodinámico y liviano que podría usar)

DSC08363 DSC08364

Aquí, querían ver la estructura interna del carro. Vieron el chasis, el volante, la dirección, el sistema de luces y la pared de fuego. Esta primera etapa de la inspección técnica consiste solamente en revisar los aspectos más básicos de seguridad para ver si hay alguna falla muy obvia que los equipos tengan que arreglar.

Un ejemplo de una falla obvia sería no cubrir los elementos de la transmisión (como cadenas o correas) con algún material que proteja el resto del vehículo en la eventualidad de que un elemento se rompa.

¿Han visto la transmisión de una moto en vivo? ¿No?

Ese es el punto. De esta manera, de romperse algo (que gira a grandes velocidades) se evita cualquier accidente y se protege al piloto.

DSC08365 DSC08366

Algo que notamos durante esta etapa era que varios jueces de Eaton se acercaron a ver el carro aunque no estuviesen evaluando el carro directamente. Todos parecían entusiasmados no sólo por ver un equipo nuevo, sino por ver un equipo de Latinoamérica.

DSC08371

Y… CHECK! pasamos la primera etapa de la inspección técnica! Ahora, vamos a la segunda etapa de las pruebas estáticas.

 DSC08369     DSC08370DSC08372

Esta prueba consiste en aplicar 250 libras de presión (113,4 Kg) sobre la barra anti-vuelco del vehículo. Esto pone a prueba todo el diseño del chasis, los ejes de las ruedas, los porta masas, en fin, toda la estructura diseñada por nosotros.

Es un grato placer decir que el carro ni se enteró que lo estaban presionando.

CHECK!

Pasamos a la 3era prueba, estabilidad.

Esta prueba consiste en poner el vehículo en una pendiente diagonal de 30 grados (¿en papel se ve mucho más pequeño verdad?) Y verificar que el vehículo no se volque.

¿Cierto?

No exactamente.

DSC08377 DSC08378

Algo que no sabíamos, era que el piloto también tiene que estar dentro del vehículo durante la prueba. (¿Es como obvio no?)

Nunca habíamos hecho esta prueba.

Nervios de punta.

DSC08379 DSC08383

Listo, estoy dentro del carro.

Juez: Ok, ahora gira el volante a la derecha y a la izquierda.

¿Que?

Tranquilos, no pasó nada. CHECK!

DSC08385 DSC08386 DSC08387 DSC08388 DSC08390

Ahora, lo que ven aquí es la prueba de visibilidad. Tu prototipo debe garantizar que tengas al menos 80 grados de visibilidad hacia adelante, y unos 30 grados a cada lado hacia atrás.

La prueba consistía en usar los retrovisores para ver un juez de Eaton con cierta imagen. Yo debía describir la imagen que tenía el juez para poder pasar.

Debo confesar que me tardé al menos 3 minutos en encontrar la primera imagen, ya que los espejos retrovisores que usamos eran convexos, es decir, tenían la siguiente forma: “(“. Y por los nervios, no lograba encontrar al juez.

Sin embargo, CHECK!

DSC08391 DSC08392 DSC08393

Luego, pasamos a las pruebas dinámicas. Aquí, tenía que demostrarse la maniobrabilidad del vehículo, empezando por las normas de seguridad.

Para cualquier prototipo de Supermileage, el piloto debe poder salir del vehículo en menos de 15 segundos. Esto es para simular cualquier emergencia en la pista, así que con el cinturón y cascos puestos, realicé la prueba.

CHECK!

Luego, la misma prueba debe ser realizada pero a “peso muerto”, es decir, tenía que hacerme el muerto mientras dos miembros del equipo me sacaban del carro. Tiempo para sacar al piloto:

20 segundos.

Los elegidos fueron: Francisco Echeverría y el Prof. Torrealba.

Dos intentos y varias cortadas después, lo logramos! CHECK! en 19,50 segundos.

DSC08394

DSC08396 DSC08398

Luego, pasamos a la prueba de maniobrabilidad como tal. Aquí, el prototipo debe poder girar alrededor de una curva de 50 pies de radio (15,24 metros) y luego atravesar un “slalom” que es un arreglo de conos para que uno lo cruce en zig zag.

Aquí, es mejor que el video hable por mi.

Lo intentamos un total de tres veces, la primera vez no ví el primer cono y tuve que repetir la prueba (bien Gabriel).

La segunda vez, se me apagó el Cunaguaro por no acelarar al meter el croche (Fue muy cómico porque los jueces tenían mucho tiempo sin ver un prototipo que funcionara como un carro sincrónico).

La tercera vez, fue un éxito. CHECK!

Luego, pasamos a la prueba de frenado. Aquí, el Cunaguaro tiene que acelerar a una velocidad de 10 mph (16 Km/h) y luego frenar en una zona de 4 metros.

La primera vez que intenté la prueba, lo hice al doble de la velocidad (32 km/h) ya que el medidor de velocidad que utilizamos tenía un pequeño retraso (era inalámbrico) y para el momento en que me reportó 18 Km/h ya iba a 30 Km/h.

Una de las virtudes del Cunaguaro es que sería un excelente carro de carreras para pistas rectas. Con una relación de transmsión de 1:8, logramos un torque de 49.6 N.m  y esto hace que acelere MUY rápido.

(Yo hablando cosas de ñoños)

DSC08406 DSC08405   DSC08395

Al segundo intento, la prueba fue un éxito.

¡PASAMOS EL TECH!

Así mismo, logramos pasar la inspección técnica al primer intento sin que nos devolvieran a arreglar algún detalle. No hay palabras para describir el ORGULLO que sentímos en ese momento.

“No todos los equipos que participan por primera vez logran pasar la inspección técnica. De hecho, no todos los equipos aquí que la pasan lo hacen sin que los devuelvan. Ya el hecho de haber pasado esta prueba es un gran logro, que les den un número a su prototipo y lo corran en la pista es algo de lo que deberían estar muy orgullosos.”

Juez de Eaton.

Y así, nos dieron nuestro número para poder correr en la pista: 18.

Estamos listos! Fuimos a la pista, y hablamos con los jueces. Nos dieron el tanque de gasolina oficial de la competencia con los 150 ml de combustible y lo instalamos en el Cunaguaro.

Después de dos años de continuo esfuerzo y dedicación, llegó el momento:

DSC_0534 DSC_0537 DSC_0541 DSC_0547  DSC_0554 DSC_0568 DSC_0572 DSC_0574 DSC_0575 DSC_0576

Los nervios estaban de punta. Los compañeros elegidos para los pits fueron: Roberto Campos (Jefe de Motor) y Francisco Echeverría (Miembro de Transmisión y Dirección).

Prendieron el Cunaguaro y me dieron luz verde. Pisé el acelerador y acoplé el croche del carro.

Empecé a moverme con el Cunaguaro pendiente del medidor de velocidad. Nuestra idea era hacer la prueba lo más rápido posible, en el límite de velocidad, y aprovecharnos de la inercia del carro para completar las 6 vueltas.

Sin embargo, solté el acelerador al comenzar la curva y pude sentir cómo el motor estaba llevando al Cunaguaro sin ser acelerado. El medidor marcaba 24.36 Km/h y decidí ir a velocidad constante ya que ese era el límite de velocidad inferior (24 Km/h). El motor se escuchaba muy bien, a bajas revoluciones y el Cunaguaro se movía suavemente.

Pasé la curva, vi el carro de New Heaven y sentí como el Cunaguaro bajó la velocidad, así que pisé el acelerador y lo volví a dejar fijo en 24-25 Km/h. (cabe acotar que normalmente hay entre 3 y 4 carros en pista)

Veo la siguiente curva acercándose, así que para garantizar que el motor no se apagara en la subida, decidí acelerar. El carro respondió bien y empezó a subir, y de repente lo escuché.

Una explosión.

El motor se apagó.

Nuestro carro se arranca manualmente, así que verifiqué en mis retrovisores que ningún otro carro viniera en mi camino y orillé el Cunaguaro en la pista. Me bajé del carro y saqué la tapa del motor para revisar.

Mi primera hipótesis era que ante tantas pruebas y cargas, y el calor que hacía en la pista, quizá la correa de la transmisión se había reventado.

Lo primero que noté era que la cámara del motor tenía mucho humo. El primer aislante que le pusimos al Cunaguaro se estaba quemando, así que otra posibilidad que consideré era que el Motor se había ahogado en CO2 y al no tener comburente, no había ignición en el motor. (Sin aire, no respira)

La pared de fuego funcionaba a la perfección, porque nada del humo logró entrar a la cámara del piloto. Revisé la correa de la transmisión y todo estaba bien, seguía en su posición neutral y la correa de la segunda etapa también estaba intacta.

Decidí intentar prender el motor de nuevo y tratar de correr sin la tapa del motor para que entrara aire puro a la cámara y evitar que se ahogara.

Después de tres intentos, el motor no quería prender. Así que decidí decirle a los jueces que la corrida había terminado para que remolcaran el vehículo hacia la entrada de la pista.

DSC_0548

Cabe acotar que ví el tanque de combustible antes de ser remolcados, me costó muchísimo ver alguna diferencia (no logré ver alguna), así que estábamos consumiendo muy poca gasolina.

Después de varios intentos, Campos llegó a la conclusión de que el Motor había sufrido algún tipo de daño, así que nos llevamos el Cunaguaro al puesto de trabajo para arreglar el problema.

Eran aproximadamente la 1:30 de la tarde. Después de la inspección técnica, Campos y Andreína dedicaron una hora para modificar más el carburador y lograr que pasara menos gasolina al motor.

Teníamos que desmontar: el escape, el carburador y el motor para poder revisar que había sucedido.

Después de una media hora de desmontaje, encontramos el problema:

BIELA

La biela explotó.

La biela es el brazo mecánico cuya función es, en conjunto con el eje del motor, transformar el movimiento lineal del pistón en movimiento circular. Otra manera de decirlo es que convierte la explosión de la gasolina en energía mecánica.

Bueno, eran las 2 PM y teníamos que decidir qué hacer. Cambiar la biela, el pistón, los anillos, y volver a armar el motor toma mucho tiempo, habría que trabajar de manera precisa y rápida. La última corrida de la competencia era a las 4 PM.

“Yo creo que hemos llegado demasiado lejos como para decir que no hubiese dado tiempo de lograrlo. Si no nos da tiempo, no nos da tiempo. Pero hay que hacerlo.”

Así, Campos, Francisco, Torrealba y los demás se pusieron a trabajar. Después de todo, eran quienes más conocían el motor de memoria.

Yo me acosté en la camioneta después de tomarme un Gatorade, ya que lo poco que había corrido en la pista me había dejado exhausto, el sol era imponente y había sudado muchísimo. De hecho, antes de devolvernos al camión, me volví a pesar en la balanza de la competencia, y había perdido 1 Kg.

3:30 PM

Lo lograron.

Cambiaron la biela, el pistón y los anillos. Se cambió el aceite, se ajustó el carburador y los tiempos. Un trabajo que normalmente nos hubiese tomado 4 horas, el equipo lo logró en hora y media.

Cuando Campos intento prender el motor, nos dimos cuenta de que el daño era irreparable. El pistón no se desplazaba en la cámara.

Aparentemente, al momento de explotar la biela durante la primera corrida, el daño fue tal que la cámara donde desliza el pistón se rayó.

Nos dimos unas palmadas en la espalda, y era imposible evitar el sabor amargo en la boca.

Habíamos logrado lo que muchos nos dijeron “imposible”. Inclusive, nos demostramos a nosotros mismos que podíamos reemplazar una pieza clave en poco tiempo, y que podíamos superar tal desafío. Y aunque llegamos a ese momento, aunque fuimos  “LOS PRIMEROS EN LLEGAR MÁS LEJOS”, quedamos con hambre.

Queremos más.

Así, nos dispusimos a descansar, a recoger todo en el camión y a preparar el carro para llevarlo a FedEx en Detroit, donde sería almacenado para volver a Venezuela.

DSC08419 DSC08420 DSC08421 DSC08422 DSC08423 DSC08426

Antes de irnos, decidimos darle un regalo especial al equipo que más nos ayudó: Ryerson University. A estos muchachos les dimos el extintor que adquirimos para el Cunaguaro, ya que no podíamos enviarlo de vuelta a Venezuela, ni podíamos llevarlo con nuestro equipaje. Así, guardamos el momento en una foto:

DSC08413 DSC08417

En la primera foto, estamos con un grupo de muchachas que fueron a la competencia como expectadoras. Quedaron impresionadas con la cantidad de mujeres que hay en nuestro equipo ya que las mujeres normalmente solo son pilotos en los otros equipos de Supermileage.

En la segunda foto, estamos con los muchachos de Ryerson Univeristy, quienes nos ayudaron los dos días.

DSC_0396

Una vez empacado el Cunaguaro, fuimos al hangar de Eaton a cenar y a ver la ceremonia de premiación.

Comimos pizza como si no hubiese mañana. Estabamos exhaustos y hambrientos, y el hecho de que 5 equipos no asistieran a la competencia implicaba comida “de sobra”. Cómo si alguien fuera a dejar pizza.

Después de la cena, empezó la ceremonia de premiación. El organizador del evento Jim Gluys, comenzó con un discurso emotivo, ya que esta era la edición número 35 de la competencia. Y los múltiplos de 5 son muy especiales para todos los eventos, por alguna razón.

Primero, empezó por entregar el premio al mejor espíritu de equipo: Ryerson University. Quienes destacaron no sólo por su actitud general durante la competencia, también por socorrer a Ainara cuando tuvo su accidente con el Dremel y apoyar a los demás equipos en general. Los muchachos de Ryerson fueron los que no puedieron conseguir un repuesto o reparar la bobina de encendido del motor, por lo que no pudieron pasar la Inspección Técnica.

Luego, Jim entregó los certificados a los equipos que pasaron el Tech, pero no lograron completar la prueba de millas por galón.

“Universidad” cuyo nombre no recuerdo.

Aplausos

“University of Dayton”

Aplausos

Aquí ya me había emocionado, no logramos completar la prueba pero no eramos los últimos, es decir, le ganamos a otros equipos solamente con nuestro reporte técnico escrito y verbal.

“Ahora, el siguiente equipo hizo un viaje muy largo para llegar hasta aquí, sin embargo, no tendrán que caminar mucho para buscar su certificado”

Estabamos sentados en frente.

“Universidad Simón Bolívar”

Ahora, por alguna razón, no solo eran aplausos, eran silbidos. Los demás equipos estaban felices del simple hecho de que estuviésemos ahí. Todos agarraban su certificado y se iban, yo me detuve unos dos segundos a verlos a todos mientras sonreía.

Después recordé que soy penoso. Me volví a sentar.

“Quisiera tomarme un segundo para destacar el logro de estos muchachos. Estoy seguro de que muchos de ustedes viajaron mucho para llegar aquí a Marshall, quizá manejaron unas 10 o 16 horas. Pero les prometo que nadie viajó tan lejos como estos muchachos; no puedo siquiera imaginar que cantidad de problemas tuvieron que RESOLVER para llegar hasta aquí, y por eso, personalmente los felicito.”

Jim Gluys

SAE Supermileage Co-Chairman 

Los aplausos y las sonrisas que escuché y vi me hicieron el resto del día. Nosotros en realidad no sabíamos cómo reaccionar, no nos esperábamos un reconocimiento, mucho menos que los otros equipos fuesen tan amigables. Esto era justo lo que necesitabamos para levantar la cabeza en alto y pensar “Volveremos y ganaremos”

Finalmente, Jim entregó el resto de los premios. Y así como así, se acabó la competencia.

Quedamos en el puesto número 18 de 29 universidades. Cinco universidades no asistieron, seis universidades quedaron detrás de nosotros.

Estos son nuestros primeros resultados, queremos y vamos a mejorar.

Antes que nada, quiero felicitar a todo mi equipo, por RESOLVER cualquier problema que nos enfrentamos. Por CONFIAR en todos y cada uno de los miembros del equipo para lograr la tarea y el reto que tenían adelante, y por TRABAJAR como verdaderos ingenieros.

Felicidades a Roberto Campos, por ser lo más cercano a un Tony Stark durante la competencia. No hubo problema que le ganara. No hubo detalle que olvidara.

DSC_0606 DSC_0625

Felicidades al Prof. Rafael Torrealba, por ser el primer profesor asesor de SUPERMILEAGE USB en participar en la competencia junto con el equipo, por mantener la calma y siempre estar ahí para ayudarnos.

Felicidades y ¡GRACIAS! a todas aquellas personas que en algún momento creyeron en este proyecto, que aportaron con un consejo, dinero, materiales, herramientas, o aunque sea una sonrisa.

DSC00707

Esto fue toda nuestra experiencia como la primera generación de Supermileage U.S.B, espero que sólo sea una de muchas.

Dedicamos este prototipo, esta experiencia y estos resultados en primer lugar: a nuestra universidad, la UNIVERSIDAD SIMÓN BOLÍVAR, nuestra casa de estudios que nos ha dado todos los conocimientos necesarios para tal proeza.

En segundo lugar: a nuestro país, VENEZUELA. Que sirva como lección de que no existe adversidad o reto imposible, de que por más lejos que fijemos la meta igualmente podemos llegar. Seamos los primeros en dar un paso adelante, los primeros en opinar, en decidir, en cambiar, en respetar y aceptar, seamos los primeros por favor, en llegar más lejos.

Y por último, pero no menos importante: dedicamos esta experiencia a nuestras familias. Quienes nos apoyaron de principio a fin en todo lo que significó este proyecto.

Me despido. Espero hayan disfrutado de mis humildes palabras. Y más que todo, espero volver.

Gabriel Franco.

P.D: Aquí están los resultados de la competencia y los artículos donde hemos sido mencionados a la fecha:

http://students.sae.org/cds/supermileage/results/2014_supermileage_results.pdf

http://students.sae.org/cds/supermileage/event/teams/

http://articles.sae.org/13261/

Para que vean q nada es mentira!

https://www.facebook.com/supermileage.usb

https://twitter.com/smileageusb

http://instagram.com/smileage_usb

 

Marian Vazquez, soprano

Lilas Les Lilas – Rachmaninoff

¡Hola a todos!

Están cordialmente invitados a mi recital de canto lírico este domingo 13 de julio a las 11 am en la Sala de Conciertos de UNEARTE.

Estaré interpretando una selección maravillosa de canciones del compositor ruso Sergei Rachmaninoff, junto a un par de mis compañeros, quienes interpretarán Lieder de Robert Schumann y chansons de Reynaldo Hahn. ¡No se lo pierdan! 😀

*^*

Hello everyone!

You are cordially invited to my upcoming recital, which will be held at the Sala de Conciertos at UNEARTE, this Sunday, July 13th at 11 am.

I will be singing a selection of songs by russian composer Sergei Rachmaninoff, and if you attend you will also enjoy Lieder by Robert Schumann and chansons by Reynaldo Hahn sung by a couple fellow singers. You will be in for a treat! 😀

View original post

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s